Ana nos cuenta la noche en la que vivaqueamos a 2.300 m.   Leave a comment

Los rigores del clima siempre son duros de asimilar, pero cuando pasa una noche de verano como si fuese de invierno, aun cuesta más. A Ana le impactó. Aquí nos lo cuenta.

Ana Ollero

NOCHE EN PEÑA BLANCA

Hola una vez más a todos los lectores de este blog. Esta redacción trata sobre la primera noche que pasamos en esta excursión de verano. Que es una pena, porque ya es la ultima.

Peña Blanca, fue la base uno durante la subida a Salvaguardia, y para llegar a ella, ascendimos unos 600 metros aproximadamente de desnivel y con mucho esfuerzo, ya que después de haber estado todo el verano sin hacer ejercicio, se nos notaba la fatiga.¡¡¡¡¡¡Y que cansancio!!!!!!!!!

La tarde noche que pasamos no se me olvidara nunca, y es que con tanto frió y viento era difícil tener una sensación térmica agradable para poder estar juntos, hablar, compartir historias, anécdotas… que siempre hemos contado en salidas anteriores, y que echaré de menos.

Cuando terminamos de montar las tiendas y el toldo para el vivac, y ya nos disponíamos a cenar, fue un poco raro y es que eso de cenar separados no me gusto mucho, pero hacia  frío, y nos obligo a que Laura La, Jorge y a mí, a tener que cenar dentro de la tienda, y al resto debajo del toldo.

     

Una vez cenados todos, con esa sopa muy apetitosa y calentita, que nos entro muy bien, y con los macarrones con atún, nos metimos todos en las tiendas ya dormir, ¡¡¡y madre mía que nochecita!!!

Laura La se nos puso malica, que pobre, no pudo dormir nada, y la verdad fue un fastidio, porque hasta lo pase mal yo, de verla a ella, pero menos mal que se recuperó, y pudo seguir en la salida. Luego eso de salir de la tienda a mitad de noche, con el frió que hacia, no es que apeteciera mucho, pero no quedaba mas remedio, siempre te quedaba la esperanza de: “en la tienda y en el saco se esta muy calentito y tranquilo”, jejejejeje, pero eso se terminaba hasta que soplaba el viento, y te despertabas, y es que me parecía que estábamos volando. Si nosotros pasamos frío dentro de las tiendas, Alberto, Isa, Luis y Ángel, mucho más. Me hubiera encantado estar en el vivac con todos, porque hubiera sido la primera vez que estaba en uno, y en una noche de verano, como se tenía pensado.

El despertar del día siguiente, fue muy divertido, es cuando mejor se estaba y de repente oyes una vocecilla masculina: ¡chicos! A moverse que se cae la tienda, jejejeje.

Es una pena el tener que terminar las salidas, y quiero deciros a todos que para mi el participar en este proyecto, me ha enorgullecido, por la gente a la que he conocido, Luis, Alberto, Isa, Ángel, Marisa, Miguel, Angelines de Susin, … Por los sitos que he conocido, por las cosas que he aprendido a vuestro lado.

Muchas gracias a todos los que habéis participado en este proyecto, tanto de manera directa como indirecta, y quiero que sepáis que nunca os olvidare, y que me gustaría que todo siguiera a delante, y que en Teruel, tenéis una amiga, para siempre.

GRACIAS A TODOS.

Anuncios

Publicado 12 septiembre, 2007 por nature11aragon en 08 Ribagorza, Experiencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: